niños calle

Pijamada

La alegría es lo que nos ocurre cuando nos permitimos a nosotros mismos reconocer lo buenas que son las cosas.

Los pequeños esperaban con gran ilusión a que llegara el sábado 11 de abril para disfrutar de una pijamada, llena de actividades. Para ellos, fue una novedad el quedarse acostados en el pasillo, y ya con pijama gozar de Frosen, una hermosa película. Además, saborearon ricas salchichas, sentados alrededor del bracero, en el que también doraron malvaviscos. Después de jugar a correr y ver televisión, la jornada culminó con una bella sonrisa en sus caritas.

Pijamada