niños calle

Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo. Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño

Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida. Sin embargo… en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdurará siempre la huella del camino enseñado.

En la casa hogar tuvimos la dicha de compartir la vida con la hermana Florencia, quien, con su modo de ser, nos enseñó que la vida hay que disfrutarla.

Muchas gracias, hermana Florencia, por su enseñanza.