niños calle

    Campamento amistad

    A los niños, antes de enseñarles a leer, hay que educarlos en el amor y la verdad.
    Durante mayo realizamos un campamento en el jardín de la casa, para romper la rutina. Los niños y colaboradores se mostraron entusiasmados con la actividad.
    Armamos casas de campaña, cenamos, cantamos, bailamos, comimos malvaviscos, hicimos fogata y vimos una película.
    Es una experiencia que los niños llevarán guardada en su corazón por siempre. Fue un día diferente en el que disfrutaron cada minuto.