niños calle

    Día de Muertos

    Como ya es tradición, dedicamos nuestra ofrenda a Eugenia y a quienes ya no se encuentran entre nosotros.

    Día de Muertos es una fecha que los niños disfrutan, colaboran al poner el altar y lo contemplan todo el tiempo. Además, tienen la oportunidad de reflexionar sobre lo valioso de estar vivos y la importancia de recordar a los que se fueron.

    También se les invita a disfrazarse y piden calaverita con los colaboradores de la casa, lo cual realizan con singular alegría.